Los materiales favoritos de Corberó son: El basalto, el mármol de Almería y el ónix de Irán. 

(Palabra secreta: Ónix)