Xavier Corberó diseñó las medallas olímpicas de 1992

(Palabra secreta: Olímpico)